Carabobo rescató un buen empate en la capital contra el Caracas

El portero Thomas Riveros fue clave para mantener el arco en cero

La primera del encuentro llegó a los cuatro minutos, con una buena volea dentro del área de Ronaldo Chacón, que se marchó por encima del travesaño. Los locales respondieron con una internada por banda de Samson Akinyoola, que lanzó un centro peligroso para Denilson Ovando, pero Juan Cuesta apareció de forma providencial para despejar el balón.

El Carabobo Fútbol Club empató 0-0 en su vista al Caracas, en el estadio Olímpico de la UCV, por la jornada 16 de la temporada 2022 de la Liga Futve. Los granates se quedaron con 10 jugadores, al 54’, luego de la expulsión de Kevin Viveros, pero resistieron de gran forma las embestidas de los avileños. Mientras hubo igualdad numérica, el equipo que llevó la iniciativa e impuso condiciones fue el elenco industrial.

En los primeros compases del encuentro, Carabobo hizo que Alain Baroja fuese figura del cotejo con sendos remates de Leomar Mosquera y Ronaldo Chacón. La labor de Thomas Riveros se limitaba a cortar centros. La pelota estaba teñida de granate, porque, como es habitual, los pupilos de Enrique "Kike" García propusieron un juego fluido y de posesiones largas. Solo faltó el puntillazo final para inflar las redes.

La "Vinotinto Regional" estuvo cerca de entonar el grito sagrado en un tiro libre de Harrison Contreras, que pasó muy cerca del palo lejano de Baroja y que por centímetros no pudo empujar Paolo Chacón. La tónica del encuentro cambió con la expulsión del "Tren de Buenaventura", tras una disputa con Carlos Suárez, en la que se excedió de fuerza, pero siempre con la firme intención de ir por el balón.

Con el transcurrir de los minutos, los granates retrasaron líneas pero cada vez que pudieron lograron mover el balón de lado a lado. Caracas pisó más el área y tuvo una ocasión muy clara con Akinyoola, que mandó su riflazo por encima del arco. La defensa empezó a reforzarse con la llega de Brayan Rodríguez y Williams Pedrozo para culminar el choque con una línea de seis atrás.

Este tipo de partidos demuestran el carácter y la templanza de un equipo, una prueba que Carabobo pasó con crecer. Una prueba es la gran entrada de Carlos Lujano a Osei Bonsu, al 78’, cuando apagó un incendio dentro del área. En los momentos que la zaga no pudo bloquear los atentados del rojo, apareció imperial Viveros, que se hizo gigante. La última del encuentro fue una atajada con los pies a Eduardo Fereira, que le dan méritos al guardavallas granate para ser el mejor de la fecha 16.

En su segundo partido consecutivo con uno menos, Carabobo supo salir airoso del desafío y sumar un punto más, en un campeonato largo donde cada unidad tiene un valor inconmensurable. El siguiente duelo de los industriales será contra el Deportivo Lara, en el Misael Delgado de Valencia, a las 7:30 pm. 






Comparte esta noticia por: